19 julio 2012

Oda al yoga


es esto. es el olor a palo santo quemándose. es la rugosidad de la colchoneta en las manos. es la mirada en el entrecejo y el cuerpo entregado a la tierra. es este preciso momento. tan aquí y tan expandiéndose. tan ahora y tan moviéndose. un destello de iluminación momentánea que trasciende.

siento que toco una verdad milenaria con la punta de los dedos..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada