01 mayo 2012

Un nogal en el delta (todo es cíclico)

Y de repente desprenderse y comenzar una caída libre, balanceándose de lado a lado, dando giros completos para continuar con el impulso. Llegar a una superficie mullida, acolchonada. Deshacerse en ella. Sentir su calidez intraterrenal. Via jar to man do mi les de for mas has ta las ra í ces de un no gal. Nutrirlo. Ser parte de su firmeza, de su sabiduría. Treparse en él y escurrirse por su savia. Llegar a la punta de una de sus ramas. Estallar en brotes verdes, brillantes, radiantes. Sentir la luz del sol, canalizarla. Mojarse en cada lluvia, cada rocío. Secarse hasta agrietarse. Y de repente desprenderse y comenzar..

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada