19 octubre 2013

el último jilguero

tomo el mitre en beccar, dirección tigre. agarro el último jilguero. atrás se quedan los bloques apilados, que a más altos más codiciados, esos hormigones que me encuadran el sentimiento.buenas noches agua amarronada, cada vez más voy queriendo ser del viento.me meto en las entrañas del delta profundo. le pido permiso al sauce para llorar como él, en lagrimas verdes, pequeñas gotas de vida. me siento fértil entrando al vientre de una madre bondadosa. el jilguero nunca se detiene, porque el paraná ha decidido que en el curso manso del río se encuentra todo lo que se quiere.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada