27 junio 2009

En pleno mes de junio me sucedió una mujer,más bien una naranja. Está confuso el panorama; tocaron a la puerta: era una ráfaga, un látigo de luz, una tortuga ultravioleta, la vi con lentitud de telescopio, como si lejos fuera o habitara esta vestidura de estrella, y por error del astrònomo hubiera entrado en mi casa.

Neruda

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada